xoor logo

Emprender en Tecnología: desafíos, aciertos y aprendizajes

July 20th, 2021

Emprender no es una tarea sencilla, pero tampoco imposible. Si bien hay mucho temor en torno a lanzarse con un proyecto propio, con un poco de paciencia y mucho esfuerzo se obtienen buenos resultados. A 4 años de lanzarnos como Startup reflexionamos sobre los desafíos de emprender en tecnología.

Para comenzar es importante pensar ¿por qué hay que emprender en tecnología? Hay muchas buenas razones para hacerlo, de hecho hay tantas como emprendedores. Desde XOOR creemos que hay tres motivos principales: que la tecnología en este contexto está en un momento de mucho crecimiento; que hay mayor libertad para crear; y que se aprende constantemente sobre diferentes temas.

Contaremos algunas de las complicaciones que experimentamos a lo largo de estos años, los aprendizajes a los que llegamos y cuáles siguen siendo los desafíos de emprender en tecnología.

¿Por qué emprender en tecnología?

Emprender en tecnología XOOR

En los últimos años, la tecnología está en el centro de la escena. Según indicó el Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos de la Argentina (OPSSI) de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) en su último informe, en 2019 hubo un crecimiento en ventas totales en el sector del 50,5% respecto del año anterior y un aumento en el empleo del 6,9%.

En el marco de la Pandemia cambiaron las lógicas de consumo generalizado. Según indica Google, “los hábitos de consumo cambiaron rotundamente” y en ese sentido, “las compras en línea se convirtieron en la normalidad”. Por lo que los emprendimientos tecnológicos cobraron mayor importancia y resultan ser una buena oportunidad de negocios.

por qué emprender en tecnología

Emprender en tecnología proporciona mayor libertad. Libertad para elegir en qué enfocar la energía; libertad para poner a jugar la creatividad; para elegir a qué proyectos asignar más presupuesto; para decidir con quiénes trabajar; y para emprender en cualquier parte del mundo.

Trabajar es vender nuestra fuerza de trabajo, lo que hay que pensar es si preferimos hacerlo a una empresa, o usarla en un emprendimiento propio. Es cierto que estar en relación de dependencia nos otorga ciertas seguridades, pero tomar las riendas de un negocio personal, permite “hacer” en nuestros propios términos, sin tener que responder a otros o limitar nuestras ideas.

Si administras tu propia empresa, podés trabajar desde cualquier lugar del mundo, moverte, viajar; decidir si un día trabajas más horas y otro día menos; y sobre todas las cosas: crecer depende de vos. No te limitan las ambiciones, deseos o inoperancia de otros en la misma medida que podría ocurrir en un trabajo en relación de dependencia.

Además, podés armar el equipo de tu sueños que se alinea a tus valores y a tu cultura laboral y por ende, te lleve a conquistar más rápido tus objetivos.

emprender en tecnología es trabajo en equipo

Y como tercer beneficio de emprender cabe destacar que aprendes muchísimo. Al ser un trabajo, al principio, muy artesanal, vas a tener que realizar todas las tareas antes de delegarlas y por lo tanto, vas a entender cómo funciona con precisión y encontrar las mejores maneras de hacerlas. Luego, te será más sencillo explicarle a tus colaboradores qué querés que hagan.

A su vez, se aprenden otro tipo de habilidades: flexibilidad; adaptación; liderazgo; manejo de equipos; administrar tiempo, dinero y recursos; y moverte en la incertidumbre.

¿Cuáles son los emprendimientos tecnológicos que más crecieron?

Si bien hay muchas ideas de emprendimientos con tecnología, hay algunos negocios que funcionan más que otros de acuerdo al momento histórico y las necesidades del contexto.

emprendimientos tecnológicos que más crecieron

Según Forbes, la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap) informó que en 2020, los negocios más rentables tecnológicos están liderados por emprendimientos de soluciones de software recibieron el 21,1% de las inversiones. Luego con un 18,9%, siguen las startups de biotecnología; y en tercer lugar, los emprendimientos de tecnología que se dedican a brindar soluciones en “tecnología educativa” (EdTech), con el 11,6%.

En el marco de la Pandemia muchas empresas y emprendimientos familiares de venta de productos y servicios se vieron obligadas a volcarse hacia el E-commerce para poder subsistir a pesar de las restricciones. En ese marco, proliferaron muchas ideas de negocios de tecnología. Según el informe que realizó la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) junto a la consultora Kantar, en 2020 casi 1,3 millones de personas comenzaron a comprar por internet, es decir un 6% más en comparación a 2019. Además, las ventas por canales online crecieron un 124% respecto al año anterior.

Otro de los modelos de negocios basados en tecnología que proliferaron fueron las Fintech. Vinieron a resolver un gran inconveniente a las personas no bancarizadas en un contexto donde manipular dinero físico se convirtió en una amenaza y en el que la mayoría de los comercios se volcaron a lo digital. Billeteras virtuales, transferencias, pagos online, pero también financiamiento colectivo, inversiones, Blockchain, Crypto y Préstamos.

Este tipo de negocios de tecnología en 2021 manifestó un crecimiento del 40% de acuerdo al informe elaborado por la Cámara Argentina de Fintech y la organización Great Place To Work en mayo.

Desafíos de emprender en tecnología

Desafíos de emprender en tecnología

Repasamos un poco las ventajas de emprender en tecnología, pero también es importante mencionar que existen obstáculos a los que te podés enfrentar. XOOR existe hace 4 años y no fue fácil, pero de todas las dificultades salimos más fuertes y aprendimos muchísimo. La idea es poder advertirlo para que te anticipes, evites los problemas que puedan surgir, y uses nuestra experiencia a tu favor.

Entre los problemas más generales de incursionar en proyectos tecnológicos propios, está la confianza. La virtualidad invita a personas de diferentes partes del mundo a contratar tus servicios o productos y por momentos sin demasiadas referencias tenes que realizar un trabajo sin la seguridad que vas a cobrar por esas tareas. El riesgo es invertir tiempo y recursos en un proyecto que después, el cliente se niegue a pagar.

En segundo lugar, las diferencias culturales con los clientes puede resultar una complejidad a la hora de comprender qué necesita, cuáles son los dolores que desea resolver y cómo van a trabajar. Puede dilatar los procesos de desarrollo; generar problemas de comunicación; y hasta elaborar productos que finalmente no satisfacen al cliente. En estos casos, recomendamos definir el modelo de negocio atendiendo al tipo de público objetivo: definir si presentarse como proveedores “onshore”, “offshore” o “nearshore”.

Emprender en tecnología: decisiones en la modalidad de trabajo

Emprender en tecnología: decisiones en la modalidad de trabajo

La modalidad de trabajo es una de las decisiones más importantes a la que nos enfrentamos las y los emprendedores. Hay que definir si se hará de manera remota, o si se destinarán oficinas físicas al funcionamiento de la empresa.

El principal beneficio del teletrabajo en un emprendimiento es que reduce los costos operativos. Como las personas no están expuestas a las posibles enfermedades del exterior, se reducen los días de licencia por motivos de salud; disminuyen las ausencias; y a su vez, está comprobado que la productividad aumenta como resultado de tal flexibilidad.

Sin embargo, para empresas que recién comienzan la virtualidad puede complicar el proceso de constitución de la cultura de la organización. La misma se construye en el cotidiano a partir de los modos en que se relacionan las y los colaboradores; cómo desarrollan sus actividades cotidianas y cómo resuelven problemas; además, los temas de interés para el equipo y las conversaciones  extra laborales.

trabajo remoto o presencial

A su vez, los emprendimientos IT deben definir entre apuntar a servicios de staffing, o a desarrollar productos propios. Es decir si trabajar con clientes a los que les provees tu equipo para que puedan realizar sus sistemas; o si trabajas mancomunadamente con aliados estratégicos en la producción de aplicaciones o sistemas propios.

En esta instancia se vuelve a la primera pregunta de este artículo: ¿qué tan dispuesto o dispuesta estás a arriesgar horas de trabajo por algo que no tiene certezas absolutas de funcionar financieramente?. Cuando usas los diferentes tipos de tecnología disponibles para crear productos propios, invertís horas de desarrollo, programación y diseño ya sean propias o de algún colaborador y la recuperación de esa inversión tal vez demore años.

En cambio, cuando producís algo a demanda de clientes serios, ellos serán quienes paguen las horas de producción. Lo que también es cierto, es que no es fácil trabajar con otros: las diferencias culturales como el idioma y la idiosincrasia que dificultan el entendimiento; o las complicaciones burocráticas como la zona horaria, las leyes de cada país y las cuestiones financieras.

Emprender en tecnología: armar equipo

equipo de xoor

Dijimos que uno de los beneficios de emprender en tecnología era poder armar tu propio equipo de trabajo. Pero las empresas que nos dedicamos a la industria Tech nos enfrentamos a una gran dificultad: lograr que programadores y programadoras se sumen a nuestros equipos de trabajo.

Como la industria IT está en crecimiento, hay mucha demanda y no suficientes profesionales. Los recursos con experiencia y formación, eligen trabajar en empresas estadounidenses o europeas ya que los sueldos son más tentadores y se pagan en las divisas correspondientes a esas naciones. Las empresas Latinoamericanas no pueden competir contra eso.

Algunas empresas optan por sumar talentos sin experiencia y formarlos en su paso por la startup tecnológica. Pero una vez que los forman, los contactan compañías internacionales, les ofrecen más dinero y se van. Con lo cual sostener equipos a lo largo de los años es complicado.

inclusión LGBT en emprendimientos

En esta línea, otro de los desafíos de armar equipo es lograr que las plantas sean diversas y ofrezcan igualdad de oportunidades a todas las identidades culturales y de genero.

Actualmente se ha avanzado mucho en materia de género pero queda mucho camino por recorrer. En XOOR reflexionamos sobre la brecha que aún existe entre varones y mujeres en materia tecnológica, y aprendimos que no alcanza con priorizar currículums, sino que es necesario abrir puestos específicos y desarrollar una estrategia de comunicación. Así también como establecer alianzas estratégicas con organizaciones que trabajen con esta problemática; y capacitar a personas que tengan ganas e interés, pero les falte expertise en el tema. 

De igual modo, entendimos que al emprender en tecnología también se puede aprovechar para aportar un granito de arena para transformar la idiosincrasia de la vertical en torno a la diversidad identitaria. Advertimos que las personas del colectivo LGBT que han tenido la suerte de acceder a la educación, experimentaron situaciones violentas a la hora de aplicar a alguna búsqueda laboral y antes de enviar un cv, dudan. En algunos casos tienen pánico a enfrentarse a entrevistas de trabajo. Formar a toda la compañía para tratar con amor y calidez es la clave, según pudimos concluir luego de investigar el tema.

¿Cómo ser un buen emprendedor?

cómo ser un buen emprendedor

No existe una receta mágica, sólo experiencias y casos de éxito. Hay que entender que lo que funciona para algunos emprendedores, no necesariamente le sirve a otros. La clave es investigar bien el mercado, tus potenciales clientes, mirar qué hace la competencia, y desarrollar bien tus productos y servicios. 

Esperando que te sirvan nuestros aprendizajes de estos 4 años, te dejamos los tips que consideramos son claves para ser un buen emprendedor en tecnología:

  • Disfrutá lo que haces. Emprender es un estilo de vida, al principio no es un trabajo de 8 horas, sino que fuera del horario productivo pueden surgir dudas, dificultades y vas a tener que estar disponible para resolverlo. Si no lo disfrutas, se puede volver una pesadilla. 
  • No tener miedo a equivocarse. Cometer errores es parte de la tarea de emprender. La clave es que no te paralices y encuentres una solución lo más rápido posible; que registres qué fue lo que desencadenó el problema, qué soluciones probaste y cuál funcionó, de ese modo ya sabrás qué hacer si vuelve a ocurrir o, prevenirlo.
  • Gestión del fracaso. Si no encontrás el modo de sortear esos obstáculos, no hay que rendirse rápidamente, por el contrario hay que adaptarse al imprevisto, y darle tiempo. A veces de esas situaciones surgen oportunidades que no habríamos visto de otro modo.
  • Rodearse de buenos profesionales. Armá un equipo con el que te sientas cómodo o cómoda para trabajar. Con “buenos” no nos referimos únicamente a sus aptitudes técnicas o académicas; sino que los valores importantes para esas personas, lo sean para vos. Que su modo de trabajar se complemente con el tuyo, y con el del resto del equipo.
  • Enfocarse en pocas tecnologías y especializarse. Querer abarcar mucho de entrada puede acarrear más problemas que beneficios. Si te focalizas en pocos productos o servicios hasta ser un experto, vas a necesitar menos recursos para resolver las tareas cotidianas. En nuestro caso, decidimos trabajar exclusivamente con los lenguajes de JavaScript como React, React Native y Node.js para desarrollar aplicaciones web y aplicaciones móviles. Y una vez que tuvimos a nuestro equipo de expertos avanzamos con Wordpress, PHP, Vue.js, Angular, Python, entre otros.

aprendizajes de emprender en tecnología

Si te quedó alguna duda o queres aportar algo a estas reflexiones, podés escribirnos a hola@xoor.io. Además podés consultarnos acerca de nuestro modo de trabajar o contarnos si te gustaría ser parte de nuestro equipo. ¡No te olvides que podés seguirnos en Linkedin y Twitter para saber todas las novedades de XOOR!

Comparte este artículo